Sobre la legalización del #aborto en México: ¿Quién debe decidir?

Vamos a empezar este tema tan complejo y tan discutido compartiendo algunos datos que el médico, Profesor de Medicina de la UNAM y Miembro del Colegio de bioética, Arnoldo Krauss describió para El Universal.

1. De acuerdo a un estudio del Instituto Nacional de Perinatología, en México cada año nacen alrededor de 400 mil bebés cuyas madres son menores de edad, de las cuales alrededor de 8 mil tienen menos de 14 años.

2. Muchos de los embarazos comparten dos características: violaciones y falta de acceso a anticonceptivos.

3. De acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas, México ocupa el primer lugar de nacimientos en adolescentes entre 15 y 19 años.

4. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, México ocupa el primer lugar en embarazos en adolescentes. El informe agrega que cada día se registran mil 252 partos en menores de edad.

5. Los embarazos en niñas y jóvenes son más frecuentes en estados “pobres”: Chiapas, Michoacán, Veracruz e Hidalgo.

6. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2014 se registraron 77 nacimientos por cada mil adolescentes entre 15 y 19 años.

7. “No es exagerado decir que tenemos una epidemia de embarazos adolescentes en México las cifras muestran eso. La fecundidad adolescente se ha relacionado sólo con sectores marginales, pero también ha llegado a los espacios urbanos”, señaló Carlos Welti, demógrafo del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

8. En México la cuarta causa de deserción escolar entre los 15 y 19 años es el embarazo.

9. En nuestro país el embarazo temprano tiene como consecuencia el aumento de la feminización de la pobreza, no sólo en términos de ingreso, sino también en salud y educación.

10. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, 308 mil (9.6 %) de las mujeres adolescentes entre 15 y 17 han estado embarazadas. Treinta mil (9.8 %) han tenido uno o más abortos.

De esta forma podemos decir que el problema no es el aborto, sino los embarazos adolescentes.  México atraviesa por una “epidemia de embarazos adolescentes”.  Al respecto, Welti apuntó que los casos de embarazos en jóvenes mexicanos se deben a la falta de información en la materia y al uso incorrecto de anticonceptivos, factores que han causado que la problemática de natalidad juvenil no se detenga.

Entonces, ¿debería ser el gobierno quién tome las decisiones y establezca las acciones a emplear frente a un tema en el que ha sido el verdugo? 

La respuesta que encontré más acertada la dió el ex canciller Luis Ernesto Derbez en entrevista con La Jornada, quien sostiene que es la sociedad quien lo debe discutir y el poder judicial determinará si se aprueban o no estos temas. Platica, que su programa de gobierno, se concentrará en atacar el problema que es la educación y una política de salud para la reducción de los índices de embarazo adolescente.

 

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here