Derribo de avión ruso es respondido con ataque con cloro a civiles sirios

Las fuerzas oficialistas sirias han intensificado su ofensiva sobre la provincia noroccidental de Idlib después de que un grupo armado fundamentalista reivindicase el derribo de un caza ruso, siendo los civiles los más castigados.

Según testigos, hospitales y áreas residenciales en al menos quince localidades han sido bombardeadas entre ayer y lunes más de 25 veces. La represalia ha incluido el uso de armamento químico, cloro según las primeras denuncias.

Un periodista de la BBC ha elevado a 20 el número de muertos y 45 el de heridos en el ataque, que se ha concentrado en la localidad de Saraquib y aledaños, pretendida por los leales a Bashar Asad. Entre las víctimas hay civiles.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización pro oposición, declaró que las bombas dañaron el hospital de Kafranbel, una localidad conocida por la oposición de sus vecinos al Gobierno de los radicales. Asimismo, el hospital de Marat al Numan quedó fuera de servicio.

La principal denuncia de las entidades que operan sobre el terreno, como las Fuerzas de Defensa Civil – conocidos como los Cascos Blancos – ha sido el empleo de cloro, un elemento que, usado como arma química, provoca asfixia.

Según la BBC, un helicóptero vertió sobre un barrio de Saraquib, sobre las nueve de la noche del domingo, tres barriles cargados de cloro. Poco después, los vecinos empezaron a percibir el característico olor del cloro y se desató el pánico.

Naciones Unidas ha acusado antes al Gobierno sirio de emplear cloro y gas sarín, un elemento todavía más letal que el primero. Precisamente el último gran ataque con gas sarín, el cuatro de abril pasado, fue en Jan Sheijun, uno de los pueblos castigados esta noche por la aviación leal a Asad. Murieron más de 70 personas, la mayoría civiles. Estos están siendo, una y otra vez, las mayores víctimas de la guerra que mantienen un cúmulo de grupos armados opositores de distinta ideología y el ejecutivo de Asad, apoyado por Rusia e Irán.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here