#Activistas de #Greenpeace exigen endurecer normas para mejorar calidad del aire

Activistas de Greenpeace se exigieron que las normas de calidad del aire se ajusten a estándares más estrictos como los que propone la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Recientemente activistas de Greenpeace se manifestaron dentro y fuera de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para exigir respuesta a la demanda que presentaron cinco niños y una niña para que las normas de calidad del aire se ajusten a estándares más estrictos como los que propone la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Primero, cuatro personas ingresaron a las instalaciones de la Cofepris, ubicadas en la colonia Nápoles, donde extendieron mantas con las imágenes de los niños demandantes con la exigencia #RespondeCofepris.

Poco después, fuera del inmueble, cinco niños colocaron el siguiente mensaje:

Cofepris juega con el aire que respiro y la figura de unos pulmones gigantes —uno de ellos visiblemente enfermo—.

En esta protesta, los activistas denunciaron que desde el 1 de noviembre hicieron la petición a la institución para que modificara las normas, pero, al no obtener respuesta en el plazo establecido por la ley, iniciaron una demanda de amparo por violaciones a sus derechos a la vida, la salud y a un medio ambiente sano.

“La demanda de amparo que presentamos ante el Juzgado Sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México es en seguimiento a la carta de petición previamente presentada, ya que, al no haber respuesta, la Cofepris está violentando el derecho de petición de los niños y niña”, explicó Paloma Neumann, coordinadora de la campaña Revolución Urbana de Greenpeace México.

El caso es preocupante ya que en 2012, la contaminación del aire causó más de 6 millones de muertes prematuras en el mundo, mientras que en México 9 mil 300 muertes anuales están asociadas a la contaminación del aire, según la OMS, que la considera la crisis de salud ambiental más grande que enfrenta la humanidad.

El problema ha crecido tanto a nivel mundial que se estima que en 2050 será la primera causa de mortalidad, por encima de otras como la falta de acceso a agua potable y saneamiento.

“La crisis de calidad del aire en México nos afecta a todos y todas, pero la niñez es uno de los grupos de población más vulnerables, ya que al tener pulmones más pequeños y respirar más rápido, su exposición a los contaminantes es mayor y, al estar en plena fase de desarrollo, se incrementa el riesgo de que padezca enfermedades asociadas a la contaminación atmosférica, tales como de vías respiratorias, asma o cáncer a corto y largo plazos”, señaló Neumann.

Actualmente, las normas oficiales mexicanas de calidad del aire están por encima de los estándares sugeridos por la OMS y, aun así, la contaminación las rebasa en varias ciudades.

En 2016, un estudio de dicha organización analizó los niveles de contaminación por partículas PM2.5 en ciudades mexicanas, en el que las más contaminadas, en este orden, fueron: Monterrey, Toluca, Salamanca, León, Irapuato, Silao, Puebla y la Ciudad de México.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here