Crean botella hecha totalmente de otras botellas

Es importante que los consumidores inicien el proceso del reciclaje desechando adecuadamente los envases que utilizan.

México es de los países que consumen más agua embotellada en el mundo; esto representa un gran impacto ambiental que ahora obliga a las empresas a buscar opciones más sustentables.

Una solución innovadora llega a México con un envase que está hecho totalmente de otras botellas con lo que se podría generar un ciclo de reciclaje infinito.

“Hemos creado una botella totalmente reciclada y reciclable que, al terminar su ciclo de vida, se convierte nuevamente en otra botella”, comentó María José Carbia, gerente de marca de Ciel.

Esta botella se distingue de otras presentaciones por un ligero color azul y según la empresa ya se encuentra disponible en tiendas de conveniencia y supermercados de México.

El lanzamiento de esta botella reciclada es parte de la estrategia #MundoSinResiduos de Coca Cola, con la que la compañía pretende recolectar y reciclar el equivalente a la totalidad de sus envases para el año 2030.

¿Cómo se hace la botella de botellas?

El consumidor es clave para que el proceso de reciclaje total pueda darse, pues el proceso el proceso para hacer una botella de plástico hecha de otras, inicia luego de que la persona termina de beber el agua, luego debe aplastar el envase, cerrarlo y depositarlo en contenedores de residuos. No es necesario enjuagar los envases, pero eso sí, no hay que introducirles ningún objeto.

Después, Coca Cola recolecta las botellas de PET grado alimenticio a través de sus socios, para luego transportarlas hasta las plantas de reciclaje donde se cataloga, almacena y prepara para comenzar su reciclado, tratamiento que se realiza en 20 pasos.

Ahí el PET se prelava, se separan las botellas de otros colores y materiales, para luego pasar a la molienda donde las botellas se transformarán en pequeñas hojuelas de plástico. Luego se lavan, secan, se quita todo material que no se puede aprovechar y se elimina la humedad para poder obtener un material homogéneo y, entonces, evaluar su calidad.

El siguiente paso es el de convertir las hojuelas en pellets -como pequeños chochitos-, que luego se cristalizan y entintan para obtener la resina que se va a usar para fabricar las nuevas botellas hechas 100% de otras botellas. Obvio, se verifica que tenga la calidad adecuada antes de comenzar con el siguiente paso.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here