La China de Xi frente al serio dilema de política exterior que plantea la guerra en Ucrania

Tras la invasión y ocupación rusa, China se encuentra en una situación extremadamente incómoda. En primer lugar, hay claros indicios de que a Pekín le pillaron desprevenido los acontecimientos; por un lado, su diplomacia respondió con lentitud, al tiempo que ofrecía declaraciones muy ambiguas que se fueron perfeccionando con el tiempo, pero que seguían siendo insuficientes desde el punto de vista de Moscú, que especulaba con una implicación más directa con los intereses chinos.