Vaunt, las gafas inteligentes desarrolladas por Intel que Google no pudo hacer

Google Glass no ha muerto, pero a efectos prácticos puede decirse que la visión original del producto, esas gafas que iban a transformar la forma en la que consumimos información a diario, ha desaparecido. Google las sigue vendiendo, pero como un producto orientado a empresas, donde no han hecho mucho ruido.

Fin de la historia para un producto que generó más titulares que interés, ¿no?

Puede que no. The Verge ha probado esta semana en exclusiva Vaunt, unas gafas inteligentes desarrolladas por Intel y que podrían triunfar donde el modelo de Google ha fallado.

¿La razón? Son mucho más simples en su funcionamiento, menos ambiciosas y mucho más discretas. De aspecto similar al de unas gafas convencionales, son capaces de proyectar pequeños mensajes de texto sobre el campo de visión gracias a un láser integrado en la patilla pero no tienen controles táctiles o una cámara integrada que condenaron el proyecto de Google desde el principio.

La cantidad de información que se puede proyectar con Vaunt es mucho más limitada, apenas un pequeño texto o notificación, y sólo admite ligeros movimientos de cabeza como respuesta y control. No hay, por tanto, que pagar el coste social de tener la vista constantemente desviada a la información de una pequeña pantalla virtual o el dedo recorriendo la patilla para navegar por los diferentes menús.

Intel no ha desvelado ni precio ni planes de comercialización para Vaunt. De momento son un proyecto de I+D que está listo para pasar a manos de los desarrolladores en la segunda mitad del año y lo más probable es que sean otros fabricantes los que finalmente creen los diseños finales que lleguen al mercado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here