Gana escritor y activista nicaragüense Premio Cervantes de literatura

Tras varios años entre los favoritos, el escritor Sergio Ramírez fue distinguido hoy con el Premio Cervantes, convirtiéndose en el primer autor de Nicaragua que se alza con el galardón más prestigioso de las letras en español. Toda una guinda para coronar un 2017 en el que, además de cumplir 75 años, acaba de publicar su novela «Ya nadie llora por mí».

Una regla no escrita reparte cada año el Cervantes entre ambos lados del Atlántico, así que esta vez las miradas estaban puestas en Latinoamérica. Y no hubo sorpresas cuando el ministro español de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, pronunció en Madrid el nombre del ganador, que la víspera ya había sido apuntado por los medios entre los candidatos con más posibilidades.

El jurado valoró la capacidad del que fuera vicepresidente de Nicaragua (1985-1990) para «aunar en su obra la narración y la poesía y el rigor del observador y el actor», además de «reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte». Según añade el acta, el autor de «Margarita, está linda la mar» consigue todo ello «con excepcional altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo periodístico».

Ramírez recibió la noticia «con alborozo», contó el ministro Méndez de Vigo. «Es una buena manera de comenzar el día», bromeó para añadir después que pertenecer al club de los escritores distinguidos con el Cervantes es un «enorme orgullo». Hace apenas tres días, él mismo era quien felicitaba en Twitter a su compatriota Claribel Alegría por el Premio Reina Sofía de Poesía, calificándola precisamente de «orgullo nicaragüense”.

Sergio es de los escritores que más ha hecho por levantar a Nicaragua», afirmaba hoy Alegría a dpa, «emocionada y feliz» por esta noticia del Premio Cervantes que Ramírez «se merecía más que nadie». «Es un monumento a las letras, un representante de la parte más bella y respetable de Nicaragua: su cultura», añadía también la poeta y novelista Gioconda Belli.

Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Ramírez es autor de una prolífica obra en la que ha cultivado numerosos géneros, desde cuentos como «El reino animal» o «Perdón y olvido» a novelas como «Sombras nada más», «Mil y una muertes», «Sara» o la ya mencionada «Margarita, está linda la mar», por la que en 1998 recibió el Premio Alfaguara y el Casa de las Américas.

Además, es autor de varios ensayos como «Tambor olvidado», sobre la mezcla racial, la biografía de Sandino «El muchacho de Niquinohomo» o sus memorias de la Revolución Sandinista «Adiós muchachos». Y también ha incursionado en la temática gastronómica con títulos como «Lo que sabe el paladar: diccionario de los alimentos de Nicaragua» o «A la mesa con Rubén Darío», sobre la faceta gourmet del poeta modernista.

Durante muchos años, Ramírez compaginó su pasión por la literatura con su activismo político. Así, en 1977 encabezó el «Grupo de los Doce» en apoyo al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Tras ocupar diversos cargos antes y después del triunfo de la Revolución Sandinista, en 1985 fue nombrado vicepresidente del Gobierno presidido por Daniel Ortega. En 1996, tras perder las elecciones presidenciales como candidato del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), se retiró de la vida política.

Incombustible, Ramírez dirige actualmente la revista electrónica «Carátula» y publica en el blog literario Boomerang del diario «El País», además de colaborar con medios de una veintena de países. También es presidente fundador del encuentro literario Centroamérica cuenta, que se realiza en Nicaragua desde hace un lustro, y acaba de publicar otras dos obras: la novela «Ya nadie llora por mí» (Alfaguara) y la «Antología personal: 50 años de cuentos» (Océano).

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here