¿Por qué Natalie Portman se ha convertido en un referente contra el acoso en Hollywood?

Aunque el discurso de Natalie Portman en la Marcha de las Mujeres en Los Ángeles haya impactado a muchos, el activismo de la actriz israelí no comenzó hace tres días. La intérprete, ganadora de dos Globos de Oro a mejor actriz por El cisne negro y Cegados por el deseo, es una de las caras más visibles del movimiento Time’s Up, creado a comienzos de año y que pretende acabar con los abusos sexuales dentro y fuera de la industria del cine. Pero antes de que el escándalo de abusos sexuales del productor Harvey Weinstein y otros hombres de la industria sacudiera Hollywood, Portman ya denunciaba la discriminación laboral y salarial en el séptimo arte. A sus 35 años, sus causas son múltiples, aunque este sábado su discurso contra la violencia sexista ha alcanzado una nueva dimensión.

Durante la Marcha de las Mujeres, celebrada este sábado en Los Ángeles, Portman denunció el «terrorismo sexual» que sufrió cuando tenía 13 años, tras la popularidad que le dio su papel en la película Leon, el profesional. Frente a una multitud, contó que la primera carta de un seguidor que recibió era de un hombre que le relataba sus «fantasías» sobre violarla. También explicó que, durante su adolescencia, los críticos de cine hacían comentarios sobre sus «pechos incipientes» y que una emisora de radio local mantenía una cuenta atrás hasta que cumpliera 18 años: «Era la fecha en la que ya se podrían acostar conmigo porque sería legal».

“Con 13 años el mensaje de nuestra cultura fue claro: sentí la necesidad de tapar mi cuerpo, inhibir mis emociones y mi trabajo para enviar el mensaje al mundo de que era alguien que merecía respeto y seguridad», dijo durante su discurso, en el que confesó su estrategia para defenderse de aquella situación: construirseuna reputación basada en una moral “mojigata, conservadora, nerd y seria”.

No era la primera vez que Portman arremetía contra el acoso y la discriminación. Desde enero forma parte del movimiento Time’s Up junto a otras actrices, guionistas y productoras como Reese Witherspoon o Emma Stone y aunque hasta hace apenas tres semanas no tenía cuentas en redes sociales, a comienzos de año decidió abrir un perfil de Instagrampara que sus denuncias logren mayor difusión. Solo ha publicado 16 mensajes y ya tiene más de un millón de seguidores.

Hace una semana, este 15 de enero, Portman se posicionó en contra del director Woody Allen, con un «Yo sí te creo, Dylan». La actriz mostró todo su apoyo a Dylan Farrow, hija adoptiva del director y que recientemente había concedido una entrevista para recordar que había denunciado a Allen por abusar de ella cuando era una niña. Otras actrices que participaban en una mesa redonda liderada por la presentadora Oprah Winfrey, algunas de ellas creadoras de la plataforma Time’s Up, asintieron al unísono.

A comienzos de año, en la entrega de los premios Globos de Oro, Portman soltó vestida de negro, de luto, por los acosos denunciados por las mujeres del gremio. “Aquí van todos los hombres nominados”. La presentación, en la que subrayó que no había mujeres nominadas a la mejor dirección convirtió su nombre en el más mencionado en Twitter.

En 2016, antes del estreno de Jackie, en el que interpretó a la primera dama estadounidense Jacqueline Kennedy, Portman incidió una entrevista en la revista Vulture en la falta de protagonistas femeninas: «Todas las películas tratan de hombres blancos, y de vez en cuando hay un par que tratan sobre mujeres». Tras su último discurso en Los Ángeles, su denuncia en primera persona ha contribuido a seguir sacudiendo una industria revuelta por los escándalos de acoso y por la discriminación a las mujeres.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here