Enfurece porque clausuran su negocio y amenaza a funcionario

Esta semana, un empleado del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) estaba clausurando un negocio porque su dueño había incurrido en irregularidades. La persona que era dueña de esta empresa resultó ser la figura paterna de Daniel Tabe y el alcalde panista Mauricio Tabe Echartea. 

Daniel Tabe entró en un ataque de ira y declaró que no habaía razones para cerrar su negocio. El dueño salió con un cuchillo y agarro fuertemente al cuello del funcionario de Invea; amenazándolos si algo más sucede o surgen más acusaciones falsas. 

Los presentes se acercaron a pedirle calma y Daniel Tabe soltó al funcionario, sin embargo, continuó maldiciendo mientras blandía su cuchillo de forma amenazante. Su hijo, el alcalde, emitió un comunicado en las redes sociales en el que pedía disculpas por lo sucedido porque no era un comportamiento apropiado por parte de nadie.