Jóvenes apoyados por organizaciones contra el recorte presupuestal al sector ambiental

Más de 21 asociaciones y medio centenar de jóvenes se manifestaron a través de un comunicado urgente contra el recorte presupuestal al sector ambiental “Exigimos firmemente al gobierno federal de México que establezca presupuestos razonables y reales para la aplicación efectiva de la política y la legislación ambiental en nuestro país”.

Dentro de sus argumentos aseguran que la reducción también es una falta contra los compromisos internacionales adquiridos por México y que destinar recursos garantizan su derecho humano a un ambiente sano, “de no ser así, nos están robando el presente y el futuro”.

Recientemente había sido anunciada una reducción presupuestal para todo el gobierno federal de 75 por ciento. “Este tipo de decisiones intensifican el histórico despojo, el extractivismo y el desprecio por la naturaleza. Ante esta acción, las y los jóvenes de México decimos basta”, señalan.

En entrevista, Amelia Arreguín, co-coordinadora nacional de la Red Global de Jóvenes por la Biodiversidad (GYBN México por su sigla en inglés), platica que los colectivos de jóvenes organizados no son nuevos y se han ido fortaleciendo para vigilar que se lleve a cabo la implementación de acuerdos y políticas, todo con un enfoque de ciudadanía.  “Las redes han ido creciendo, somos una comunidad cercana, sabemos quiénes somos y nos hemos pronunciado en contra de políticas que desde nuestro entendimiento afectan o son contrarias a lo que queremos, que es conservar y mejorar la situación ambiental del mundo y de nuestro país”.

En el caso del recorte, explica que al enterarse pensaron que se necesitaba abrir el debate y también aclarar que el recorte no solo es contra el sector ambiental, pero impacta de manera sustancial. “Desde el inicio de esta administración la política ambiental ya había sido despreciada y se habían dado recortes y modificaciones que limitaban su operación, incluso podemos hablar de un desdén por las instituciones que protegen y trabajan por el sector, como Semarnat, Conanp, Conabio, Conafor, IMTA, a cada una se le afecta de una forma distinta”.

Además de esta serie de acciones negativas, Arreguín asegura que en realidad la legislación ambiental no se estaba aplicando en México, y que con muchos esfuerzos se hacía investigación y se trataba de apoyar a los guardianes de la biodiversidad o el resguardo de los bosques, “hoy vemos que con el recorte se quedan inoperantes estas actividades”.

Desde su punto de vista, los dirigentes no terminan de entender la importancia de la biodiversidad, “esta visión es totalmente opuesta a la que tenemos las juventudes; para nosotros la naturaleza está en primer lugar, no estamos con la idea de desarrollo, progreso, e ingresos económicos a costa de…, nos entendemos como parte de un todo, y si lo viéramos solo desde un punto de vista económico, es ilógico destruir la base material que te da la posibilidad de todas tus actividades”.

La representante de este colectivo juvenil asegura: “si queremos que las juventudes se interesen por estos temas, tenemos que ser nosotros los que compartamos información” y a la par denuncio: “A las juventudes no se nos reconoce el valor de nuestra participación política en general”.

Señala que se requieren más espacios de participación ciudadana, “lo que buscamos es que las decisiones de este país, y no solamente las ambientales, sean realmente participativas y que se ponderen desde un enfoque de equidad, tomando en cuenta que los principales colectivos sociales más vulnerados son las mujeres, las juventudes, la niñez, personas de la tercera edad, las comunidades indígenas y afrodescendientes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here