Equidad en el futbol está ´de la patada´

La Liga MX Femenil disputa el segundo torneo de su naciente historia, en el que la disparidad con respecto al balompié varonil mexicano sigue siendo un factor evidente, desde la retribución económica para quienes patean la pelota, hasta la atención que se les presta por directivos, prensa y afición.

Con el comienzo del Torneo Clausura 2018 (hace un par de semanas), la jugadora del Atlas, Alicia Cervantes, decidió no jugar más para ese equipo, luego de que no fuera escuchada su petición de mejora económica, al recibir apenas mil 500 pesos mensuales, situación en que se encuentra la gran mayoría de las futbolistas de la Liga.

«Sólo intenté lo justo, no quiero un salario, quiero un apoyo más considerable para mis traslados en autobús», expresó la jugadora, que hasta días después fue escuchada por su directiva.

Mientras Alicia anunciaba su salida del Atlas a través de redes sociales, pues pocos medios cubren los entrenamientos femeniles, en el futbol de varones, en Cruz Azul se aplaudía y daba toda la atención a la llegada del mexicano Carlos Peña, quien cobrará 2 millones de pesos al mes.

Esto supone que el «Gullit» ganará 74 mil pesos diarios, cifra que Cervantes ganaría en 4 años y 1 mes o, lo que es lo mismo, jugando durante 49 meses.

Según reportes de diarios nacionales como El Universal, Récord y Reforma, jugadoras como Nayeli Rangel, de Tigres; Cecilia Santiago, de América, o Mónica Ocampo, de Pachuca, serían de la pequeña élite que podría alcanzar verdaderos sueldos en la Liga MX.

Se estima que un aproximado del 90 por ciento de las futbolistas no gana más de 6 mil pesos al mes.

Aun así, no es ni siquiera una décima parte del mejor pagado en el torneo masculino: André Pierre Gignac. Se estima que el francés percibe un salario de aproximadamente 4.2 millones de dólares anuales, unos 77 millones 932 mil 260 pesos al año.

Oribe Peralta (46 millones 388 mil pesos), Darwin Quintero (33 millones 399 mil), Jesús Corona (27 millones 832 mil) y Dorlan Pabón (22 millones 266 mil pesos) completarían los cinco futbolistas mejores pagados de nuestro país, siendo Oribe el único mexicano de la lista.

Unos 15 futbolistas en México ganan más de un millón de dólares anuales, lo que coloca a la Liga MX como una de las mejores pagadas en todo el continente, sólo por detrás de la MLS, mientras que las chicas mexicanas deberán esperar (mucho) más tiempo para ver mejor recompensado su esfuerzo en las canchas.

Si bien es cierto que hoy la Liga MX Femenil no genera los ingresos económicos por comercialización, como sí sucede con los varones, también es cierto que de eso no tienen culpa las chicas que, en ocasiones, dan mejores partidos.

IGUALDAD…

Lineamientos en los que hombres y mujeres están a la par en el balompié mexicano:

  • Deben tener documentos personales en regla para ser registradas ante la Femexfut.
  • Tendrá un contrato de prestación de servicio o convenio de formación deportiva.
  • Previo a cada torneo se les practica exámenes médicos; los clubes son responsables.
  • Les serán realizadas pruebas antidopaje de acuerdo a directrices de la FIFA.
  • Deben firmar un documento en el que se les exige el juego limpio en la cancha.
  • Están obligadas a cumplir reglamento de conducta ética dentro y fuera de la cancha.
  • Son acreedoras a sanciones deportivas y económicas por infringir reglas.

DESIGUALDAD…

Factores en los que no existe equidad entre la Liga de los varones y la de las damas:

  • Se estima que el 90% de las jugadoras no tiene un salario, sólo apoyo económico por ´formación deportiva´.
  • Los equipos femeniles no están obligados a jugar en estadios, como los varones; algunos juegan en canchas en las que el público difícilmente acude a verlas.
  • No son televisados en cadena nacional los partidos, no hay convenios formales entre televisoras y clubes para el desarrollo de la Liga. La prensa no da la misma cobertura, empezando por el portal de la propia www. ligafemenil.mx, que no ofrece en tiempo real las características de los partidos (videos, goles, estadísticas), sólo el resultado.
  • Ante las anteriores situaciones, los aficionados aún no se identifican con los equipos.

 

 

Fuente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here