Separación de familias generan nuevo activismo en EU

Los inmigrantes que llevan años luchando por cambiar el sistema de inmigración estadounidense están encontrando nuevo apoyo en activistas de izquierda, madres y manifestantes motivados por una narrativa desgarradora: la política del presidente Donald Trump de separar a niños de sus padres en la frontera con México.

Los grupos que realizaron las enormes marchas de mujeres en los últimos dos años y otros de tendencia izquierdista se han lanzado al apoyo de las familias migrantes. El sábado, más de 600 marchas podrían atraer a cientos de miles en el país, desde ciudades acogedoras de inmigrantes como Los Ángeles y Nueva York hasta regiones conservadoras como Appalachia y Wyoming.

Muchos son veteranos de las manifestaciones contra Trump, pero otros se estrenan en el activismo. Entre estos hay padres de familia que dicen sentirse obligados a actuar luego de conocer los relatos de niños arrebatados a sus familias tras el cruce sin autorización de la frontera.

En Portland, Oregon, varias madres organizan por primera vez un acto mientras cuidan a sus chicos.

“No soy de izquierda, no soy activista”, dijo Kate Sharaf, una de las organizadoras del acto en Portland. “Pero llegó un momento en que me sentí obligada a hacer algo”.

Ella y sus compañeras no se dejan arredrar por el arresto el jueves de unas 600 mujeres vestidas de blanco que protestaban en Washington contra la política ahora abandonada de separar a las familias. Ante la ola de manifestaciones en el país, los defensores de los inmigrantes dicen que están emocionados -y sorprendidos- al ver el interés que despierta en sectores no vinculados con la inmigración.

“Honestamente, estoy estupefacta. Nunca he visto que tantos estadounidenses salgan a defender así a los inmigrantes”, dijo Jess Morales Rocketto, directora política de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas, muchas de las cuales son inmigrantes. “Escuchamos una y otra vez lo mismo, si fuera mi hijo, querría que alguien hiciera algo”.

Los eventos del sábado reciben fondos y apoyo de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, MoveOn.org, la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas y la Conferencia de Liderazgo.

Pero la planificación del trabajo sobre el terreno está a cargo de organizadores locales, entre ellos muchas mujeres que aprovechan las redes informales creadas durante las marchas en el mundo contra Trump el día de su juramentación y su primer aniversario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here