¿A qué se debe que los rusos y Putin se sumergen en aguas heladas?

El mandatario ruso, Vladímir Putin, se sumergió en las frías aguas del lago Seliguer, en el noroeste de la parte europea de Rusia, para celebrar la Epifanía según la tradición de los cristianos ortodoxos.

La tradición de la Epifanía llevada a cabo por los rusos es un llamado a los fieles ortodoxos a bañarse en los lagos y ríos de una Rusia invernal. Incluso con temperaturas entre -5ºC y -50ºC, se sumergen tres veces en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Tras terminar su jornada laboral en San Petersburgo, Putin se dirigió a la vecina región de Tver, donde visitó el monasterio de Nilov y participó en la tradicional ablución en las gélidas aguas del lago Seliguer.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here