Una activista resalta que las mujeres de Arabia Saudí siguen «esclavizadas»

La destacada activista saudí Manal al Sharif ha recalcado este viernes que las mujeres están aún «esclavizadas» en el país a causa del sistema de ‘guardianes’, apenas dos días antes de que las autoridades retiren la prohibición a conducir a las mujeres. Al Sharif fue encarcelada en 2011 por grabarse conduciendo en Arabia Saudí, el único país del mundo en el que las mujeres tienen prohibido hacerlo.

A pesar de que esta prohibición llegará a su fin el domingo, la activista ha manifestado que la lucha por los derechos de las mujeres está lejos de terminarse debido al contexto represivo y el sistema de ‘guardianes’, que requiere que las mujeres reciban su permiso para casarse o viajar al extranjero, entre otros asuntos. «Imagina que tu hijo se convierte en tu guardián», ha dicho en una entrevista concedida a la agencia británica de noticias Reuters desde la localidad australiana de Sídney, donde reside.

«No importan mis capacidades como mujer, sigo esclavizada por otra personas. La libertad para mí es vivir con dignidad, y si mi dignidad y libertad es controlada por un hombre, nunca seré libre», ha sostenido. La activista lanzará un nuevo domingo la campaña #Miles4Freemo (Millas para la libertad), en la que pedirá a las mujeres de todo el mundo que inscriban sus nombres, kilómetros recorridos por sus coches y localización en un mapa. Una vez que alcance el millón de millas registradas, enviará una petición abierta a las autoridades.

«En lugar de recabar firmas, es una manera creativa de usar el símbolo de conducir para destacara que las mujeres siguen esclavizadas aún cuando conducen», ha argumentado. Activistas del país han pedido cautela después de que las autoridades detuvieran hace varias semanas a destacadas activistas a favor de los derechos de las mujeres, entre ellas varias que encabezaron las protestas contra la prohibición a conducir.

En este sentido, ha resaltado que «mientras la gente celebra el domingo no se debe olvidar que las personas que lucharon para la retirada de esta prohibición están encarceladas». La propia Al Sharif canceló su plan para volver a Arabia Saudí y ponerse detrás del volante el domingo en la carretera en la que fue arrestada, y la activista ha desvelado que ha recibido amenazas de muerte. «Estoy tan feliz que quiero estar allí.

Sé que Arabia Saudí nunca será lo mismo. Las mujeres tendrán un acceso fácil al transporte, y eso significa que podrán ser mayor parte en la guerza de trabajo», ha explicado. Por último, la activista ha expresado su deseo de que su campaña eleve el nivel de conocimiento sobre el sistema de ‘guardianes’. «Que las mujeres conduzcan es sólo el primer paso, tenemos un largo camino por delante», ha remachado

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here