Dragonfly: el proyecto de la NASA en el que participa el científico mexicano, Guillermo

Guillermo Adrián Chin Canché es un ejemplo de la nueva generación que explora el espacio, su investigación se centra en el descubrimiento de nuevos planetas y la comprensión de cómo evoluciona la vida en esos entornos. Nació y creció en Bethania, pero ahora vive en Baja California, donde sigue sus investigaciones. 

Guillermo cuenta que conoció a un científico estadounidense que le habló de la misión Dragonfly. Se trata de una pequeña nave espacial planeada para sobrevolar Titán, una de las más grandes lunas de Saturno, este enorme satélite tiene algunas características muy interesantes. 

El científico de origen maya comenta que su trabajo consistirá en analizar la información procedente de este satélite natural, que comparte una atmósfera similar a la nuestra y que puede servir para predecir fenómenos meteorológicos en la Tierra. También menciona cómo puede afectar a las generaciones de moléculas orgánicas al determinar qué tipo o cantidad de turbulencia hay en determinadas zonas en un momento dado.