La crisis de salud y el medio ambiente es el verdadero reto de la supervivencia

Lo que está en juego es nuestra propia supervivencia. Una falta de visión integral ha llevado a subestimar el fracaso de la política de salud en nuestro país. Ejemplo de ello es que actualmente México registra la mayor tasa de letalidad de todo América Latina en torno a la crisis del COVID-19, con las últimas cifras publicadas es de 11.9 por ciento, comparado con el 5.3 por ciento de Brasil, 0.8 por ciento de Costa Rica, 1.0 por ciento de Paraguay y 2.7 por ciento de Uruguay. Nuestro sistema de salud ha mostrado su debilidad frente a una pandemia de esta magnitud, no contamos con la infraestructura requerida, no tenemos el equipo necesario, y el número de trabajadores de salud es insuficiente para atender una situación de esta naturaleza.

Requerimos reformar el sistema, ya que su fragmentación es un punto clave a resolver de una vez por todas. En el pasado habíamos mostrado fortalezas, el sistema de salud puesto en marcha después de la Revolución, fue un sistema de prevención, que permitió reducir drásticamente la muerte de recién nacidos y con la vacunación la letalidad en niñas y niños menores de 5 años. Esta idea de la prevención fue abandonada lentamente, y pasamos a un sistema de salud con perfil más orientado a lo curativo.

A esto se sumo que el mal llamado desarrollo decidió tomar un atajo alentando la explotación de recursos naturales no renovables, sin importar su costo ecológico, y de destruyendo ecosistemas íntegros y poco a poco degradando incluso las zonas naturales protegidas, para supuestamente llevar los avances del sistema a los lugares más alejados del territorio nacional. Lo anterior no sólo derivó en impactos negativos e irreversibles para el medio ambiente, sino que se empezaron a desestabilizar ciclos naturales. Como consecuencia de este cumplimiento, el país hoy sufre las consecuencias de estas políticas que agravan la vulnerabilidad de los mexicanos ante las pandemias como las que vivimos hoy día, ya que el deterioro del medio ambiente las facilita. En este sentido, es fundamental que todos revisen el análisis realizado en el ciclo de conferencias del Colegio Nacional la última semana, coordinado por Julia Carabias.