Tras 15 días desaparecida, a Pamela Gallardo sólo la buscan sus familiares

Familiares de Guadalupe Pamela Gallardo Volante, de 23 años, quien desapareció el 5 de noviembre en el Sport Area, ubicado en el kilómetro 13.5 de la Carretera Picacho Ajusco, delegación Tlalpan, acudieron ayer a la zona a buscar rastros de la joven ante la inacción de las autoridades, quienes tras 15 días de los hechos no han acudido al lugar para realizar las investigaciones correspondientes, según denunciaron.

Alrededor de 50 personas, entre familiares, amigos e integrantes del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social (Grupo de Acción DH) buscaron durante más de seis horas en la zona donde se vio a la joven por última vez.

“Entramos al Sport Area (un terreno donde hay canchas de fútbol y lotes de automóviles). Recorrimos los pueblos aledaños para pegar volantes y mantas, para tratar de obtener alguna información de Pamela. Las autoridades están orillando a la familia a hacer ellos mismos esta búsqueda por la lentitud de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ CDMX), que hasta ahora no ha acudido a la zona a hacer la investigación”, acusa Karla Micheel Salas, directora de Grupo de Acción DH.

La abogada cuenta que ha habido una total desatención de las autoridades en este caso. “La familia llamó a Locatel cuando Pamela no regresó a su casa después de acudir al festival, para saber qué hacer, y les dijeron que tenían que esperar 36 horas para hacer la denuncia, lo cual es absolutamente falso. No se debe esperar para iniciar la búsqueda de una persona desaparecida, de hecho, las primeras horas son cruciales para encontrarla”.

 

En el numeral quinto, del inicio inmediato de la averiguación previa, el protocolo asienta que cuando con motivo de sus funciones el agente del ministerio público tenga conocimiento del extravío o ausencia de personas, en especial de mujeres, niñas, niños y adolescentes, deberá iniciar de manera inmediata la averiguación previa, así como los rastreos perimetral e institucional y las demás diligencias que se requieran.

Ante la respuesta de Locatel, fue la familia de Pamela quien inició la búsqueda por su cuenta. Después de las 36 horas señaladas, acudieron a presentar la denuncia al Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea) de la PGJ CDMX, donde se abrió la carpeta de investigación. “Pero la responsabilidad más fuerte, dice la abogada, ha recaído todo el tiempo en la familia. En Capea les dieron el volante de identificación, con la información de Pamela, les dijeron que le sacaran copias y lo fueran a pegar”.

El Protocolo para la búsqueda de personas en la CDMX asienta que son las autoridades las principales encargadas de distribuir el volante de identificación y que deben realizar recorridos por las calles y lugares de la zona donde ocurrió el extravío, así como entrevistar a vecinos del lugar, con el propósito de obtener información.

La abogada acusa que esto no se hizo y que la Procuraduría no ha entrevistado a los dueños del Sport Area, lugar donde se realizó el festival, el cual, dice, no tenía los permisos correspondientes para efectuarse. “No había seguridad, no había protección civil. Y no es un evento pequeño, los boletos se venden en varios puntos, se le da difusión e incluso vienen DJ´s de diferentes partes del mundo”.

Karla Michel Salas asegura que si no se han hecho las diligencias adecuadas para encontrar a la joven es por un tema de discriminación. “Como no es una persona con influencia económica o política, es una chica residente de Tepito, que trabaja como mesera en un restaurante ubicado debajo de su domicilio, pues no la buscan, porque acá en la Ciudad de México las autoridades no pueden decir que les faltan recursos para la investigación. Hay cámaras, hay tecnología, pero como no es la hija de un empresario o un político, no les importa”.

Madres de otras chicas desaparecidas, como es el caso de Wendy Vázquez (madre de Luz Adriana Castillo Vázquez, quien desapareció el 31 de marzo de 2017 y cuyo cuerpo fue hallado siete días después), aseguran haber enfrentado la misma falta de actuación de las autoridades. También a ella le pidieron esperar las 36 horas y también le dieron el volante para que lo distribuyera.

Animal Político buscó la postura de la PGJ CDMX, pero solo contestaron que las investigaciones en el caso de Pamela están en curso, que sí han acudido al lugar donde desapareció Pamela a hacer un operativo, aunque no recuerdan en qué fecha. Y aseguran que si la familia dice que en Locatel les pidieron esperar 36 horas para iniciar la búsqueda es porque así debe ser por protocolo. Todo esto en medio de la recién presentada solicitud para emitir la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en Ciudad de México.

 

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here