El general Cienfuegos tendrá que declarar culpable o inocente de los cargos por narcotráfico

Recientemente se dio a conocer que el general Salvador Cienfuegos Zepeda enfrentará una segunda audiencia ante una jueza de Nueva York, en la que tendrá que declararse inocente o culpable de haber protegido al Cártel de los Beltrán Leyva y perseguido a sus rivales, a cambio de dinero.

En la carta de presentación a la jueza Carol B. Amon, de la Corte Federal en Brooklyn, el fiscal interino Seth D. DuCharme, dijo que el general mexicano fue responsable -al menos indirectamente-, del asesinato de un líder de la organización que estaba en la cárcel, que “incorrectamente” pensaron que era informante de la DEA, reveló el periodista Raymundo Riva Palacio, en su columna de El Financiero.

Según DuCharme, el asesinato fue consecuencia de haber advertido al entonces jefe del cártel, Juan Francisco Patrón Sánchez, apodado El H-2, que había una investigación en Estados Unidos contra la organización.

El periodista destacó que no hay registro público de ningún líder del narcotráfico asesinado en el periodo en que el general Cienfuegos fue secretario de la Defensa, pero sí es público que Héctor Beltrán Leyva, quien asumió la jefatura de la organización tras el abatimiento de su hermano Arturo en diciembre de 2009, murió el 19 de noviembre de 2018 dentro de la prisión de máxima seguridad en el Altiplano, de un infarto, según el parte de las autoridades. Beltrán Leyva, detenido por el Ejército en octubre de 2014, era el financiero de la organización y quien pagaba los sobornos, de acuerdo con funcionarios federales.

Además señaló que si el infarto de Beltrán Leyva no fue tal, sino un asesinato, como siembra la duda DuCharme, los problemas para el general Cienfuegos con el narcotráfico tomarían otra dimensión –al considerarlo un traidor– tras la afirmación contenida también en su carta a la jueza, de que en las conversaciones telefónicas interceptadas al exsecretario de la Defensa con Patrón Sánchez, hablan de la colaboración que había tenido el militar antes con otras organizaciones criminales. En la lógica criminal, llevaría a pensar que lejos de ayudar al cártel, lo habría entregado a sus rivales.

El periodista apuntó que, abatido el entonces líder del cártel a dos semanas de que terminara su gestión, Cienfuegos quedaba sin protección criminal y sin escudo con el gobierno entrante de Andrés Manuel López Obrador, quien había desoído sus dos recomendaciones para relevarlo al frente de la Secretaría de la Defensa.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here